Palabras que inspiran: “Tus hijos no son tus hijos”

Las personas que formamos el equipo de Gestionando Hijos queremos regalarnos y regalaros palabras que inviten a la reflexión y nos inspiren  en la educación de nuestros hijos. Creemos que podría ser un gran presente para los viernes. Y hoy queremos empezar esta iniciativa con el poema “Sobre los hijos”, de Khalil Gibran, autor libanés, porque expresa de una manera magistral la necesidad de no sobreproteger a los hijos y de respetarlos en su calidad de seres únicos. Es un texto hermoso que celebra la vida.  

 

KHALIL GIBRAN: “SOBRE LOS HIJOS”

Tus hijos no son tus hijos

Son hijos e hijas de la vida deseosa de sí misma.

No vienen de ti, sino a través de ti y aunque estén contigo no te pertenecen.

Puedes darles tu amor, pero no tus pensamientos,

Pues ellos tienen sus propios pensamientos.

Puedes hospedar sus cuerpos, pero no sus almas,

Porque ellas viven en la casa del mañana, que no puedes visitar ni siquiera en sueños.

Puedes esforzarte en ser como ellos, pero no procures hacerlos semejantes a ti

porque la vida no retrocede, ni se detiene en el ayer.

Tú eres el arco del cual tus hijos, como flechas vivas, son lanzados (…).

Deja que la inclinación en tu mano de arquero sea hacia la felicidad”.

 

Como veis, este hermoso texto nos habla de un tema que trataremos recurrentemente en Gestionando Hijos: la necesidad de evitar sobreproteger a nuestros hijos para que puedan ser ellos mismos, para que sepan desenvolverse en la vida y, en definitiva, para que sean felices. Nos parece un acierto entender que los hijos no nos pertenecen, no son nuestras extensiones y no deben satisfacer necesidades de los padres y madres, sino encontrar su propio camino.  Y nuestra misión es acompañarlos, respetarlos y prepararlos para este camino.

¿Qué os parece el poema?

Los diferentes Yoes

La Psicologia Revolutionaria-Los Diferentes Yoes

El mamífero racional equivocadamente llamado hombre, realmente no posee una individualidad definida.

Incuestionablemente, esta falta de unidad psicológica en el humanoide es la causa de tantas dificultades y amarguras.

El cuerpo físico es una unidad completa y trabaja como un todo orgánico, a menos de estar enfermo.

Empero la vida interior del humanoide en modo alguno es una unidad psicológica.

Lo más grave de todo esto, a despecho de lo que digan las diversas escuelas de tipo pseudoesotérico y pseudoocultista, es la ausencia de organización psicológica en el fondo íntimo de cada sujeto.

Ciertamente, en tales condiciones no existe trabajo armonioso como un todo en la vida interior de las personas.

El humanoide, respecto de su estado interior, es una multiplicidad psicológica, una suma de Yoes.

Los ignorantes ilustrados de esta época tenebrosa le rinden culto al Yo, lo endiosan, lo ponen en los altares, lo llaman “Alter ego”“Yo superior”“Yo divino”, etc., etc., etc.

No quieren darse cuenta los sabihondos de esta edad negra en que vivimos que “Yo superior” o “Yo inferior”son dos secciones del mismo Ego pluralizado…

Psicologia Revolutionaria-Alter Ego

El humanoide no tiene, ciertamente, un “Yo permanente”, sino una multitud de diferentes Yoes infrahumanos y absurdos.

El pobre animal intelectual equivocadamente llamado hombre es semejante a una casa en desorden, donde en vez de un amo, existen muchos criados que quieren siempre mandar y hacer lo que les viene en gana…

El mayor error del pseudoesoterismo y pseudoocultismo barato es suponer que los otros poseen, o que se tiene, un “Yo permanente e inmutable”, sin principio y sin fin…

Si esos que así piensan despertaran Conciencia aunque fuese por un instante, podrían evidenciar claramente por sí mismos que el humanoide racional nunca es el mismo por mucho tiempo…

El mamífero intelectual, desde el punto de vista psicológico, está cambiando continuamente.

Pensar que si una persona se llama Luis es siempre Luis resulta algo así como una broma de muy mal gusto…

Ese sujeto a quien se llama Luis tiene en sí mismo otros Yoes, otros Egos, que se expresan a través de su personalidad en diferentes momentos, y aunque Luis no guste de la codicia, otro Yo en él –llamémosle Pepe– gusta de la codicia, y así sucesivamente…

Psicologia Revolutionaria-Amor Superior

Ninguna persona es la misma en forma continua; realmente, no se necesita ser muy sabio como para darse cuenta cabal de los innumerables cambios y contradicciones de cada sujeto…

Suponer que alguien posee un “Yo permanente e inmutable” equivale desde luego a un abuso para con el prójimo y para consigo mismo.

Dentro de cada persona viven muchas personas, muchos Yoes; esto lo puede verificar por sí mismo y en forma directa cualquier persona despierta, consciente…

Psicologia positiva: ¿Cómo medir la felicidad? (Pemberton Happiness Index)

Foto de Psicologia positiva: ¿Cómo medir la felicidad? (Pemberton Happiness Index)

Durante los últimos años han aparecido una serie de índices que analizan la felicidad de los países utilizando factores muy diferentes a aquellos que solían utilizarse para medir el avance de un país. El más célebre de todos ellos seguramente sea el Happy Planet Index realizado por la NEF (New Economics Foundations), aunque a él se han añadido otros como el Social Progress Index, un proyecto del profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard Michael Porter.

 

A ellos hay que sumar ahora el primero de estos índices realizado desde España y que, a diferencia de los anteriormente citados, alude a la felicidad individual de cada persona: el índice Pemberton, un proyecto de Gonzalo Hervás, profesor de psicología en la Universidad Complutense de Madrid, y Carmelo Vázquez, presidente electo de la International Positive Psychology Association (IPPA) y catedrático de la Universidad Complutense. Dicho trabajo, realizado a lo largo de los últimos cuatro años, ha sido revisado y validado por los comités científicos de diferentes revistas hasta su publicación definitiva en las páginas de Health and Quality of Life Outcomers. También ha sido presentado en congresos como el de la European Conference of Positive Psychology, que tuvo lugar en Copenhague en 2010, o el Primer Congreso de Psicología Positiva en Madrid, celebrado el año pasado.

 

Cómo medir la felicidad

 

El índice tiene como objetivo la medida del bienestar a partir de once variables que aluden al llamado “bienestar recordado”, más relacionado con las emociones, así como otras diez que se refieren al “bienestar vivido”, que hace referencia a esos acontecimientos ocurridos el día anterior que pueden influir de manera positiva o negativa a la felicidad de la persona. Según señala la investigación, la conjunción de ambas dimensiones permite averiguar de manera bastante acertada el bienestar de quien responde al cuestionario. Los autores han realizado la encuesta a participantes de 16 a 60 años de nueve países diferentes (Alemania, India, Japón, México, Rusia, España, Suecia, Turquía y Estados Unidos), en siete idiomas distintos.

 

Los acontecimientos del día previo juegan un papel importante en este índiceComo indica el estudio, la mayor parte de este tipo de investigaciones se fijan en los aspectos “recordados” de la felicidad, que en algunos casos pueden estar determinados por lo cultural, dejando de lado lo experiencial. Esta dimensión se refleja en algunas de las preguntas que intentan abordar este problema, y que son las siguientes: “me sentí satisfecho de algo que hice ayer”; “en algunos momentos me sentí desbordado”; “pasé un rato divertido con alguien”; “me aburrí durante bastante tiempo”; “hice algo que realmente disfruto haciendo”; “estuve preocupado por temas personales”; “aprendí algo interesante”; “pasaron cosas que me enfadaron mucho”; “me permití un capricho” y “me sentí menospreciado por alguien”. Los participantes debían responder a dichas cuestiones de manera afirmativa o negativa.

 

El cuestionario se complementa con una lista de 11 cuestiones sobre la felicidad recordada que han de valorarse en una escala del 1 al 10. Estas son: “me siento muy satisfecho con mi vida”; “tengo la energía necesaria para cumplir bien mis tareas cotidianas”; “creo que mi vida es útil y valiosa”; “me siento satisfecho con mi forma de ser”; “mi vida está llena de aprendizajes y desafíos que me hacen crecer”; “me siento muy unido a las personas que me rodean”; “me siento capaz de resolver la mayoría de mis problemas del día a día”; “creo que en lo importante puedo ser yo mismo”; “disfruto cada día de muchas pequeñas cosas”; “en mi día a día tengo muchos ratos en los que me siento mal” o “creo que vivo en una sociedad que me permite desarrollarme plenamente”.

 

La importancia de identificar la felicidad

 

Este índice ha sido aceptado por la comunidad científica puesto que complementa a aquellos que se habían aceptado hasta la fecha, como el de Ed DienerSonja Lyubomirsky. Como recuerdan Hervás y Vázquez en el preámbulo del estudio, “dada la centralidad de la felicidad en la vida de la gente, su medida es no sólo una manera de evaluar los sentimientos humanos y las capacidades psicológicas, sino también una parte central de los modelos comprehensivos de la salud psicológica”. Una medición correcta del bienestar personal sería el atajo perfecto para que la medicina interviniese en el momento y manera oportunos.

 

El cuestionario intenta abordar la felicidad desde todos los puntos de vista posiblesLos autores recuerdan que la mayor parte de investigaciones habían puesto de manifiesto la importancia de, sobre todo, dos formas de conceptualizar la felicidad: la hedonia y la eudamonia. La hedonia se centra en la satisfacción vital y la importancia de los componentes afectivos, mientras que la eudamonia se preocupa por la realización personal y un funcionamiento psicológico óptimo. A ellas se les ha añadido recientemente una visión más social del asunto, que pone de manifiesto la importancia de la estructura de la comunidad y de la sociedad como determinante de la felicidad del individuo. Los autores han querido ir más allá y sintetizar todas las visiones proporcionando uno de los cuestionarios más completos hasta la fecha.

 

El resultado es el PHI, el Pemberton Happiness Index, definido como “una breve medición de la felicidad general que incluye tanto la felicidad recordada como la experimentada”. Hay dos componentes en esta escala. Por una parte, la referida al bienestar social, eudemónico y hedónico, que comprende las once preguntas de valoración del 1 al 10, y por otra, la que resulta de la suma de positivas experiencias y la ausencia de negativas. Todo ello, con una vocación transcultural que permite obviar las particularidades de cada país y aspirar a una visión más global de la felicidad.

 

Fuente: http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2013/07/17/el-indice-pemberton-o-las-12-preguntas-que-te-dicen-si-eres-de-verdad-feliz-125083/

10 consejos del hombre más feliz del mundo

Matthieu Ricard, ya sabes que este tipo es más feliz que tú y yo, seguro. Mucho más. El consiguió una calificación insuperable en un estudio sobre el cerebro realizado por profesionales de la neurociencia de la Wisconsin University (EEUU), que le calificaron como “el hombre más feliz del mundo”.

Lo sea o no, lo cierto es que se trata de una voz autorizada para hablar acerca de la felicidad ¿No crees?

Hijo de un filósofo ateo, dejó su brillante carrera como biólogo molecular para introducirse en el budismo, una forma de vida radicalmente distinta a la que había vivido en sus años anteriores.

El “hombre más feliz del mundo” no sugiere que todo el mundo haga lo mismo para abrazar la felicidad. Simplemente quiere que seamos conscientes que vivir por el dinero, los bienes materiales o buscar la belleza exterior de las personas no son el camino ideal para llegar a esa ansiada y anhelada felicidad. Aprender a contentarnos con lo que tenemos y abrazar el desapego quizá sí. Y dar gracias por ello también.

Matthieu nos propone varios consejospara tomar conciencia y acercarnos a el sueño más deseado: Ser Feliz. 

Índice de Contenidos [ocultar]

¿Cómo las marcas utilizan la psicología del color para manipularte?

Algunas marcas son reconocibles al instante por un solo color. Por ejemplo, el rojo de Vodafone, el Naranja de Orange, el azul de Movistar, etc… El color que una compañía utiliza en su marca transmite cuan confiable es para los consumidores, la calidad de sus productos, y muchos otros aspectos.

Karen Haller, una compañía experta en colores de marca con sede en el Reino Unido y en branding, ha consultado esta cuestión con un gran número de marcas conocidas como Dulux, Orange, y Logitech. Esta es una pequeña guía (vía Melissa Stanger) que nos ayudarán a comprender como utilizan la psicología del color para manipular a los consumidores:

– Las marcas utilizan el color Rojo cuando quieren ser vistas como empresas poderosas y apasionadas.

El rojo es el color de la energía y la pasión. Haller dice que también puede relacionarse con el entusiasmo, la energía y el coraje físico.

¿Qué marcas lo usan?: El Grupo Virgin es una de las marcas más grandes y poderosas del mundo. Richard Branson fue inteligente al usar el rojo para transmitir confianza y energía. Coca-Cola es otra gran marca que utiliza el rojo en sus letras. Recientemente, el zapatero francés Christian Louboutin se adjudicó el derecho de marca registrada de las suelas rojas, tras demandar a Yves Saint Laurent.

– Las marcas que usan el Verde muestran su juventud y el amor por la Madre Tierra.

El verde es el color del dinero y la envidia, pero también significa Medio Ambiente, la Madre Tierra, y el amor universal, dice Haller. El verde es atractivo para los jóvenes y para aquellos que disfrutan de la vida.

¿Qué marcas lo usan? La sirena verde está en el centro de cada taza de café de Starbucks, como una marca que es joven y amistosa con el Medio Ambiente. Starbucks se enorgullece de su responsabilidad con el medio ambiente y sus productos de café de comercio justo. Garnier Fructis es otra marca que usa el color verde, cuyos champús y otros productos para el cuerpo se ven claramente en los estantes de los comercios.

– Las empresas que utilizan el Azul lo hacen para parecer serenas y lógicas.

El azul representa “la confianza, la integridad y la comunicación”, dice Haller. Sin embargo, el uso del tono equivocado de azul “puede hacer que una marca parezca fría, distante e inaccesible.” El azul se relaciona con la mente, para que los consumidores lo asocien con la lógica y la comunicación. También es sereno, como el océano, y tranquiliza a la vista.

¿Qué empresas lo usan? Las redes sociales más importantes como Facebook, Twitter, LinkedIn, utilizan el azul como colores de marca primarios. Haller señala que el azul más claro de Twitter también “expresa el lado divertido de las redes sociales, teniendo en cuenta la gran cantidad del matiz amarillo.” Tiffany & Co. también se reconoce inmediatamente por su verde azulado. La gran operadora española Movistar también utiliza el azul como color de fondo de su marca.

– Las compañías que usan Púrpura lo hacen para asociarse al lujo y el capricho

“Calidad, lujo y decadencia” son epítetos asociados con el púrpura, dice Haller, al igual que a la realeza. Sin embargo, a veces puede dar a entender mal gusto, demasiado caprichoso, o no en contacto con la realidad, y dependiendo de la empresa, esto puede ser perjudicial para el mensaje que la marca quiere transmitir.

¿Qué marcas lo usan? Cadbury utiliza muy bien el púrpura para asociarlo a sus productos ricos en chocolate.

– Las marcas usan el Negro para dar a entender exclusividad y glamur.

Al igual que el violeta, el negro también es visto como un color de lujo. “El negro, cuando se utiliza correctamente, puede comunicar glamur, sofisticación y exclusividad,” dice Haller. El negro es un color para que te tomen en serio.

¿Qué marcas los utilizan? El logotipo dorado y negro de Gilt Groupe (la compañía de servicios de lujo) no dice otra cosa sino “exclusividad”. Chanel e Yves Saint Laurent también son marcas que utilizan el negro para dar a entender la “exclusividad”.

– Las compañías que utilizan el Amarillo muestran que son divertidas y amables.

Las marcas que usan el color amarillo expresan una personalidad de felicidad, optimismo y amabilidad. El amarillo es el color más visible en pleno día, dice Haller, por lo que es difícil pasar por alto las marcas que utilizan ese color.

¿Qué marcas la usan? McDonalds utiliza una gigante “M” amarilla en todos sus establecimientos y a menudo encima de los establecimientos. En contraste con cielo azul provoca que las personas que lo ven se detengan en sus establecimientos. IKEA también utiliza el amarillo con el fin de informar a los consumidores que las compras en IKEA son una experiencia divertida y feliz.

– El Naranja indica alegría y bienestar físico.

El naranja es sorprendente brillante. Haller dice que las empresas que utilizan el naranja son percibidas como divertidas, sociales y que disfrutan con la interacción social. El naranja de Orange también puede representar comodidad física y calor. Pero hay que tener cuidado en el uso del naranja, dice Haller, porque algunas marcas pueden dar la imagen de “frívolas” e incapaces de tomarse las cosas en serio.

¿Qué marcas la utilizan? La cadena infantil de televisión Nickelodeon está marcada con un logo de color naranja brillante. Es una buena opción para la marca, ya que destaca a los niños, y la programación que presenta gira en torno a la diversión. La institución financiera ING también utiliza naranja en su puesta en escena, pero contrastan la alegría del naranja con el azul más lógico.

– Se usa el Rosa para demostrar que eres sexy o dulce, dependiendo del color de rosa.

El rosa es un color que se asocia claramente con ciertas cualidades. Rosa es sinónimo de feminidad, así como “el amor, el cuidado y el cariño.” Un rosa más claro es dulce, generalmente para usarlo con las niñas como clientes, mientras que un rosa brillante tiene un atractivo sexual.

¿Qué marcas lo utilizan? Victoria’s Secret es un buen ejemplo de una empresa que utiliza el rosa en su marca. Incluso tienen una línea de productos llamada PINK. Muchas organizaciones de beneficencia relacionadas con el cáncer de mama, tales como Susan G. Komen, utilizan el rosa, junto con los lazos rosa utilizados durante el mes de la conciencia del cáncer de pecho.

– El Marrón se usa para mostrar calidez y confiabilidad.

El chocolate es de las primeras cosas que vienen a la mente cuando se piensa en el marrón, pero el significado más profundo detrás del color es el calor, la seguridad, la fiabilidad y confiabilidad, dice Haller.

¿Qué marcas la usan? UPS es una marca que necesita tener la confianza de los consumidores para asegurarles que sus paquetes llegarán a su destino a tiempo. El marrón es una excelente opción para UPS.

El color de las emociones

Dept. de Psicología Experimental y Fisiología del Comportamiento, Universidad de Granada, España.

¿Son capaces los colores de afectar a cómo pensamos y razonamos? ¿Pueden hacerlo sin que nos demos cuenta de ello? Estudios recientes empiezan a responder a estas cuestiones.

[Versión en pdf]

La psicología popular sabe bien que colores y emociones mantienen entrañables relaciones. Todos, con llamativas excepciones, somos muy conscientes de estas relaciones cuando elegimos la ropa que ponernos cada día, procurando que el resultado sea agradable para uno mismo y los demás. Estas relaciones se reflejan también en el lenguaje cotidiano, que está plagado de expresiones y modismos como “estaba verde de envidia”, “alerta roja”, o “ponerse rojo de ira”. En otros idiomas sucede igual, como en la expresión “feeling blue” en inglés, que significa sentirse triste. Pero hasta hace muy poco no disponíamos de ningún análisis sistemático de este tipo de expresiones, ni mucho menos de demostraciones experimentales rigurosas de la influencia que los colores ejercen sobre nuestro estado emocional.

Recientemente, la lingüista Gill Philip (2006) ha abordado el aspecto descriptivo de la relación entre colores y emociones. Utilizando dos corpora (inglés e italiano) de varios millones de palabras cada uno, ha trazado los contextos de aparición de los términos básicos del color. Así, ha podido constatar muchas similitudes, y algunas diferencias, en las connotaciones que adoptan los términos del color en ambos idiomas, connotaciones que coinciden en gran medida con las que, intuitivamente, les asignamos en castellano. Por ejemplo, “blanco” y “negro” (o mejor, “claro” y “oscuro”) se asocian respectivamente a lo bueno y lo positivo, y lo malo y negativo. “Rojo” mantiene relaciones con una familia de significados que en su mayoría tienen connotaciones negativas (ira, vergüenza, peligro, amenaza, agotamiento físico), aunque con excepciones (amor, pasión). “Amarillo” toma prestadas algunas connotaciones del “blanco” por ser un color claro, y participa en otras como la que lo asocia a cierto tipo de prensa sensacionalista. Finalmente, el “verde” muestra algunas asociaciones con estados emocionales, como la envidia o la esperanza, pero hoy en día se asocia mayoritariamente con el ecologismo y la naturaleza.

Una gran cuestión, por supuesto, es de dónde vienen estas connotaciones. Algunas están claramente cargadas de cultura, como la del amarillo y la prensa sensacionalista, pero otras pueden estar mediadas por asociaciones muy básicas, con gran carga biológica. Por ejemplo, el rojo se relaciona con el color de la sangre (tanto sangre derramada como el enrojecimiento de la piel bien irrigada), y esto puede mediar tanto sus evocaciones negativas como las positivas. Pero también se asocia el rojo sistemáticamente con el peligro y la evitación a través de su uso en semáforos, señales de tráfico y otros símbolos de uso habitual en culturas concretas.

Pero aunque estas connotaciones estén presentes en el modo de hablar de las personas, ¿hasta qué punto nos afectan? Y, si lo hacen, ¿pueden afectarnos sin darnos cuenta? Dos estudios recientes han comenzado a aportar respuestas a estas preguntas. El psicólogo Brian Meier y sus colaboradores (2004) presentaron palabras con carga emocional positiva (“bebé”, “campeón”, “jardín”…) y palabras con carga negativa (“enemigo”, “fraude”, “veneno”…) sobre una pantalla de ordenador con un fondo gris. Cada palabra aparecía en dos versiones, una vez impresa en blanco y otra en negro. Los participantes debían responder, para cada palabra, presionando una tecla si su significado era positivo y otra si era negativo, y el ordenador recogía el tiempo transcurrido desde la presentación de la palabra hasta la respuesta (tiempo de reacción). Los resultados fueron contundentes: el tiempo de reacción aumenta cuando la palabra es positiva y está impresa en negro, y también cuando es negativa y está impresa en blanco. En cambio, cuando la combinación emoción-color es la adecuada (positivo-blanco, negativo-negro), el significado emocional de la palabra se valora más rápidamente.

Aún más sugerente es el estudio realizado por el psicólogo Andrew Elliot y sus colaboradores (2007) sobre el efecto que tiene una breve exposición al color rojo en un contexto de logro. Estos investigadores decían a sus participantes que iban a realizar un test de inteligencia (unas veces era la resolución de un conjunto de analogías, del tipo “caro es a raro, lo que barato es a…”; otras veces, continuar una sucesión de números…). A lo largo de varios experimentos, compararon el efecto del rojo con el de un color con asociaciones positivas (el verde) y otro que consideraron neutro (negro, blanco o gris, aunque según los datos de Meier, ni negro ni blanco son tan neutros).

En un experimento, el número de la página en el cuadernillo del test estaba escrito con un bolígrafo de color rojo, verde o negro. En otros experimentos, la portada del test, en la que los participantes se paraban sólo durante 2 segundos, era de color rojo, verde, blanco o gris. Tan escueta exposición al color rojo fue suficiente para conseguir que el número de ejercicios realizado correctamente fuese menor para el grupo de participantes que vio ese color. (El verde no se diferenció de los colores “neutros”). Preguntados después de acabar el test, todos los participantes recordaban haber visto el color que les tocó, pero ninguno supuso en ningún momento que tenía algo que ver con el estudio, y ni mucho menos que le estuviera afectando a su realización del test.

Quedan muchas cuestiones por resolver. ¿Afectará el rojo de igual manera en un contexto que no sea de logro, sino, p.ej., en un contexto de relación social, donde sus asociaciones son mayormente positivas? ¿Se encontrarán los mismos efectos en otras culturas en las que no se dan las asociaciones cotidianas del rojo con el peligro? Si fuese así, se apoyaría la idea de que el origen de la emocionalidad del rojo está en parte enraizada en nuestro pasado como especie.

En todo caso, si vas a presentarte a unas oposiciones, un examen o a defender un proyecto, evita los bolígrafos rojos, y ruega porque ninguno de los presentes lleve una camiseta roja.

Referencias

Elliot, A. W., Maier, M. A., Moller, A. C., Friedman, R., & Meinhart, J. (2007) Color and psychological functioning: The effect of red on performance attainment. Journal of Experimental Psychology: General, 136, 154-168.

Meier, B. P., Robinson, M. D. & Clore, G. L. (2004) Why good guys wear white: Automatic inferences about stimulus valence based on brightness. Psychological Science, 15(2), 82-87.

Philip, G. (2006) Connotative meaning in English and Italian Colour-word metaphors. Metaphorik.de, 10, 59-93

Filosofía zen: principios esenciales para una vida feliz

(artículo + video)

Es mi deseo acercarte hoy a oriente a través de los principios de la filosofía zen. O quizás fuese más correcto decir acercarte a ti mismo.

Son unos mandatos zen que se integran plenamente en la vida, y que nos pueden ayudar a liberarnos de los grilletes de nuestra mente, ofreciéndonos soluciones para afrontar los sufrimientos que van apareciendo en nuestra existencia. Los valores zen se pueden aplicar en nuestro día a día, no es necesario ponerse místico e ingresar en un monasterio para escapar del mundanal ruido. La doctrina zen se puede aplicar en todo lugar, en todo estado mental.

El zen es el hecho último de toda filosofía y religión. Todo esfuerzo intelectual debe culminar en él, o más bien debe comenzar en él, si es que ha de rendir frutos prácticos.

Teitaro Suzuki

Índice de Contenidos [ocultar]

Fuente: ununiversomejor.com