Las 7 leyes espirituales del éxito – Deepak Chopra

En el libro se plantea como relacionarse con el éxito de una manera espiritual. Recomiendo al principio fijarse sobre todo
en lo que hay que poner en práctica para seguir cada ley.
La salud, la energía, el entusiasmo por la vida, la realización en las relaciones personales, la libertad creativa, la estabilidad
emocional y psicológica, la paz y el bienestar también son parte del éxito.
Hay que romper el mito de que el éxito solo se logra a través del esfuerzo, la estrategia y la ambición.
Hay un elemento indispensable para alcanzar el éxito: la comprensión de nuestra verdadera naturaleza.

1. LEY DE LA POTENCIALIDAD PURA.
Hay que intentar hallar el campo de la potencialidad pura y de todas las posibilidades. Para ello debemos conocer nuestra
esencia espiritual, buscando autoreferenciarnos a nosotros mismos y no referenciarnos a las cosas que nos rodean.

Se pude aplicar
– guardando silencio durante un tiempo todos los días, meditando por lo menos dos veces al día, unos 30 min. por la
mañana y unos 30 min. por la noche.
– estando todos los días al menos durante un rato en comunión con la naturaleza.
– practicando el hábito de no juzgar.

2. LEY DEL DAR (o también ley del dar y recibir).
Hay que dar y recibir para mantener el flujo de aquello que deseamos y así que nuestra vida forme parte de dicho flujo.
La manera más fácil de obtener algo es ayudar a los demás a conseguir lo que desean.

Se puede aplicar:
– llevando un regalo a cada persona y a cada lugar donde vaya, que no tiene porque ser necesariamente material.
– recibiendo con gratitud todos los regalos que me de la vida.
– dando y recibiendo cariño, afecto y amor. Cada vez que me encuentre con alguien le deseare en silencio felicidad, alegría
y bienestar.

3. LEY DEL KARMA ( o de causa y efecto).
Cosechamos lo que sembramos. Seamos conscientes de las decisiones que tomamos. Siempre hay una opción. Démonos
cuenta en el momento de tomar una decisión de todas las opciones existentes.
El karma pasado influye sobre nosotros en el ahora. Podemos hacer 3 cosas respecto del pasado: pagar las deudas
kármicas, convertir el karma en una experiencia más deseable y trascender al karma.

Se puede aplicar:
– siendo consciente en cada momento de las decisiones que se pueden tomar, es decir siendo consciente del presente.
– haciéndonos estas preguntas al hacer una elección ¿Cuales son las consecuencias de esta decisión? y ¿Traerá esta decisión
felicidad y realización tanto para mi como para aquellos que me rodean?
– mirando al corazón cuando tomemos una decisión. Si produce bienestar seguiremos adelante con ella, si produce maestra
nos preguntaremos por qué.

4. LEY DEL MENOR ESFUERZO.
La naturaleza funciona sin apenas esfuerzo. Es mínimo el esfuerzo cuando nuestros actos brotan del amor. No aceptando la
realidad o insistiendo en defender nuestro punto de vista perdemos energía para aprovechar el momento. De “El arte de
soñar: “Gastamos la mayor parte de nuestra energía sosteniendo nuestra importancia”

Esta ley tiene 3 componentes:
• aceptar las personas y los hechos tal y como se nos presentan. Podemos desear que las cosas sean diferentes en el
futuro, pero en este momento debemos aceptarlas como son.
• responsabilidad, no culpar a nadie o a nada, ni siquiera a nosotros mismos, de nuestra situación.
• asumir una actitud no defensiva, renunciando a la necesidad de tener que defender nuestro punto de vista siempre.

Se puede aplicar:
– practicando la aceptación de manera total y completa tal y como son y no como desearía que fueran.
– aceptando mi responsabilidad ante mi situación. No culpar a nada ni a nadie. Todo problema es una oportunidad
disfrazada.
– no sintiendo la necesidad de convencer o persuadir a los demás

5. LEY DE LA INTENCIÓN Y EL DESEO.
Nuestra consciencia tiene 2 cualidades, la atención, que da energía, y la intención, que la transforma. Cuando prestamos
atención a una cosa esta se hace mas importante en nuestra vida.
Nuestra intención lo que provoca es que se obtenga el resultado deseado. También organiza su propia realización,
siempre y cuando estemos cumpliendo el resto de leyes. La intención es deseo sin apego al resultado ( 6a ley). El solo
deseo suele ser atención sin apego. La atención irá al presente, la intención, al futuro.
La mayoría de los obstáculos percibidos son imaginarios y el resto se pueden convertir en oportunidades por
medio de la atención en el resultados que perseguimos.
Advertencia: No divulgar ni compartir nuestros deseos a los ojos del mundo ni dejarnos influir por las opiniones y críticas
de los demás.

Se puede aplicar:
– haciendo una lista con los deseos, llevándola siempre encima y leyéndola antes de la meditación de la noche y de la
mañana.
– confiando en que si no se cumplen es que estamos destinados a una empresa mayor que ni siquiera hemos concebido.
– no permitiendo que los obstáculos consuman o disipen mi concentración en el presente.

6. LEY DEL DESAPEGO.
Para conseguir algo debemos renunciar a nuestro apego a ello, al interés por el resultado. De esta manera se confía en las
posibilidades del yo, y no se presta atención a los símbolos como son el dinero, una casa, ropa,…
La riqueza es igual a sabiduría + incertidumbre. Con la sabiduría confiamos en nuestras posibilidades, con la
incertidumbre tenemos accesibles las oportunidades. Olvidémonos de buscar la seguridad pues ésta nunca se alcanza y nos
cerraremos muchas oportunidades.

Se puede aplicar:
– comprometiéndome con el desapego, no imponiendo mi opinión, ni forzando soluciones.
– convirtiendo la incertidumbre en elemento esencial de mi vida y esperare la emoción de mantenerme abierto a un sinfín de
alternativas.

7. LEY DEL “DHARMA” ( o del propósito en la vida).
Nos hemos manifestado de forma física para cumplir un propósito, por ello cada uno de nosotros tiene un talento único y
una manera única de expresarlo. Dicho talento y manera están en correspondencia con una necesidad única.
Concentrémonos en nosotros mismos, en como podemos servir a la humanidad y cuáles son nuestros talentos
únicos. Cuando nos hallamos desarrollando dicho talento perdemos la noción del tiempo
Cambiar de pregunta y plantearse ¿Cómo puedo ayudar? en lugar de ¿qué gano yo con eso?, la primera pertenece
al diálogo del espíritu; la segunda, al del ego.

2 preguntas clave para hallar el talento único:
¿ Qué haría yo si no tuviera que preocuparme por el dinero y si a la vez dispusiera de todo el tiempo y dinero del mundo?
¿Cuál es la mejor manera en la que puedo servir a la humanidad?
Se puede aplicar:
– haciendo una lista de mis talentos únicos y luego una lista de las cosas que me gusta hacer cuando los estamos
expresando.
– preguntándome todos los días ¿cómo puedo servir? y ¿cómo puedo ayudar?
A la hora de poner en práctica estas leyes es particularmente útil concentrarse cada día en una de ellas.

Truco: Empezar el domingo por la ley de la potencialidad pura y acabar el sábado por la del dharma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *